Edición 372

“La ciencia-ficción reinterpreta los mitos y la historia,”: Antonio Mora

PDFImprimirCorreo electrónico

“La ciencia-ficción reinterpreta los mitos y la historia,”: Antonio MoraNo ha sido fácil, pero tampoco imposible insistir, una y mil veces más, en el género literario de la ciencia-ficción y Antonio Mora V. ha logrado, a lo largo de los años, investigar sobre esta literatura y reunir a su alrededor un grupo apreciable de seguidores que han ido, poco a poco, ganando terreno en el mundo de los libros y las letras.

  • ¿Cuándo descubrió que su mundo literario era con la ciencia-ficción? Cuando el Magazín Dominical de El Espectador me publicó seis cuentos del género entre 1970 y 1972, comenzando con "La Gota", y me premió el cuento "Glitza" en marzo de 1971. El director de ese magazín, Gonzalo González, saludó con entusiasmo mi aparición como escritor del género y me estimuló a que siguiera por ese camino...
  • ¿Qué es lo que le encanta de este género literario? Que sólo él hace posible reinterpretar los mitos y la historia, criticar el presente con imágenes de un futuro hipotético, señalarle derroteros a la ciencia y a la humanidad, señalar con dedo acusador sus errores, ampliar los horizontes del pensamiento, educar al hombre en la necesidad de preparar el salto a las estrellas para salvar la vida humana, y con todo lo anterior, volver por los fueros del humanismo en la literatura...
  • “La ciencia-ficción reinterpreta los mitos y la historia,”: Antonio Mora¿Cuáles han sido los autores de ciencia-ficción que siempre ha leído? Los que más he leído son Ray Bradbury e Isaac Asimov. Pero los que más me impactaron de joven fueron los rusos Iván Efremov y los Hermanos Strugatski, el polaco Stanislav Lem y el inglés Arthur C. Clark. De esta época me gustan Michael Crichton y Orson Scott Card.
  • ¿Ha habido autores latinoamericanos que han marcado la pauta en este género? Los más destacados, en mi opinión, son dos mujeres: la cubana Daína Chaviano y la argentina Angélica Gorodisher. Pero hay muchos otros: el peruano José B. Adolph, el argentino Eduardo Carletti, el mejicano Mauricio J. Schwarz, el cubano Yoss, el chileno Hugo Rojas, el brasileño André Carneiro...
  • ¿Por qué aún la ciencia-ficción no tiene tantos "adeptos" como sí los tiene otro género? Por falta de divulgación de las librerías y de los docentes de literatura en la secundaria y porque solo hasta hace poco las editoriales no se interesaban por los autores colombianos del género. Ahora, al menos cuatro editoriales: Caza de Libros, Collage Editores, Pijao Editores y Editorial Zenú, están mirando hacia este tipo de literatura; con ellos ya he editado cinco títulos y sé que están buscando nuevos autores en los géneros fantástico y de ciencia-ficción...
  • “La ciencia-ficción reinterpreta los mitos y la historia,”: Antonio Mora¿Cuándo escribió los primeros cuentos de ciencia-ficción? A finales del año 1970, cuando culminaba mis estudios profesionales de abogacía en la Universidad de Cartagena. El primero de esos cuentos me fue publicado en un suplemento literario de un diario cartagenero que ya no existe; pero no figura en mis libros porque no resultó muy bueno. Y la razón: Que, según el director del citado suplemento, fue escrito con odio, como un instrumento de la lucha estudiantil, bastante ideológica y sectaria, y no con amor...
  • ¿Cuál fue el tema del primer libro que publicó sobre ciencia-ficción? Mi primer libro fue Glitza (1979) y en él incluí los cuentos que me fueron publicados en el Magazín Dominical durante mi lanzamiento como escritor del género, y dos o tres más que escribí uno o dos años después. El tema de Glitza es el amor y la escritora peruana residenciada en Finlandia y comentarista de Amazing Stories, Tanya Tynjala ha escrito recientemente en la reseña internacional de mi libro La duda de un ángel, que Glitza es uno de los más hermosos cuentos de amor que ha leído...
  • ¿Qué hace para que la musa de la inspiración lo llene de temas sobre el género? Leer divulgación científica, historia antigua, libros esotéricos y autores de ciencia-ficción y estar pendiente de la vida, que te da los temas que puedes trabajar con el método de la ciencia-ficción. Porque hay que decir que nada más ajeno a la verdad creer que la ciencia-ficción es un género que nada tiene que ver con lo que pasa en el mundo y hasta con el sitio en el que uno vive y trabaja...
  • “La ciencia-ficción reinterpreta los mitos y la historia,”: Antonio Mora¿Cómo surgió la idea de Atlán y Erva su más reciente libro? Atlán y Erva recoge una serie de cuentos fantásticos y de ciencia-ficción que hubieran estado condenados a no ser conocidos si no es porque Collage Editores me solicita la edición de un nuevo libro. En él hay cuentos fantásticos, fábulas, cuentos de ciencia-ficción con los temas de siempre del género, en especial el de la reescritura de los mitos. Y un relato extenso con el tema del eterno retorno de las civilizaciones...
  • ¿Cuáles han sido sus mayores dificultades para difundir la ciencia-ficción en Colombia? Mi mayor dificultad ha sido la de ser colombiano. Porque, como decimos en mi tierra, "el indio no cree en el indio" y los editores, libreros, comentaristas, críticos y lectores, no creen en el talento nacional. Durante mucho tiempo yo viví casi en el anonimato y era más conocido en el extranjero gracias a las publicaciones en revistas digitales y en antologías de Argentina, Alemania, Francia, España, Cuba, Finlandia, Suecia, México, Perú y otros países. Sólo hasta hace seis años, con la edición de mi novela Los nuevos iniciados por Pijao Editores, empiezo a ser tenido en cuenta por la industria editorial colombiana.