Edición 375

Detonador un impacto real en la superficie del cerebro

PDFImprimirCorreo electrónico

Detonador un impacto real en la superficie del cerebroMuchas veces pasa desapercibida a través de un juego de video, un tono de celular, como fondo en una película, pero otras veces es apreciada y catalogada como una nueva forma de danza frenética en la que el cuerpo se libera y nuevas sensaciones se activan y descargan alterando estados físicos y bioquímicos, dando como resultado breakdancers y un ballet minimal acelerado. Es la cultura “rave”.

Existen trincheras de este género y es algo que se encuentra en proceso de crecimiento que sin duda va por buen camino. La radio algo ayuda de forma paralela permitiendo pinchar a DJS en vivo dando la idea de verdaderos clubes en la cabina, esto incluso mantiene el papel importante que históricamente han jugado las radios piratas como medio para dar a conocer estas propuestas.

El caos y el control son parte de un mismo momento en una sola propuesta logrando ser una fórmula para el descontrol y una nueva experiencia de confort, altas dosis de polirritmia extremadamente rápida y asimétrica.

Jaime Molina, baterista de Cafeterasub, desde el 2005 ha sido el responsable de permitirnos experimentar una nueva forma de viajar a través del drum & bass con base en el jungle y el hardcore electrónico.

Conversamos con él para adentrarnos más en su expresión musical con Detonador,

- ¿Dentro de los diversos subgéneros de la música electrónica en qué basas tu propuesta?

Es género electrónica, subgénero drum and bass, jungle, también dubstep y breaks.

- ¿Qué comprende la cultura rave?

Como la cultura de cualquier género de música tiene sus adeptos, ravers, clubbers, rudeboys, headbangers, groopies, gogodancers, etc, son los personajes y la escena la forma como conviven entre sí. Los “raves” son fiestas largas con mucho consumo de líquido, debido al desgaste y la sed, vos sabes.

Detonador un impacto real en la superficie del cerebro- ¿Cuál sería la mejor forma de escuchar tu música?

Un poco high de alguna manera, de pie y “tocándola”…

- ¿Para bailar tu propuesta sugieres hacerlo al ritmo de los bajos o acorde al tempo-velocidad o según los steps?

Creo que hay que combinarlos y a veces dejar que predomine el uno y luego el otro; prestar atención a los silencios; primero los silencios, después el mundo.

- ¿Qué músico o banda te gustaría que colabore en tu propuesta?

Cualquier colaboración musical para mí es bienvenida: instrumental, voces, ruidos, todo.

- Dentro de los distintos usos que le dan a la música electrónica ya sea a través de un juego de video, un tono de celular, etc. ¿De qué forma te gustaría escuchar que usen tu música?

Dentro de su cabeza viviendo a esa velocidad y disfrutando del ritmo, creando otros diferentes que lleguen adentro.

- ¿Cómo fue la edición de tu EP bajo el net-label especializado en drum and bass Techkilla de Guadalajara México? ¿Cuántas descargas aproximadamente ha tenido este material?

Los amigos de Techkilla son muy amables al publicar entre sus ediciones de eps algo de mi trabajo. Fueron publicadas por el net-label y han tenido una acogida de más de treinta mil descargas del ep.

- ¿Cómo te ha ayudado tu virtuosismo como baterista de una banda de hardcore en tu experiencia electrónica?

Me ayuda conocer de divisiones de los compases, y claro, el Groove. No me considero virtuoso, los ritmos electrónicos y los del hardcore tienen tempos parecidos. Creo que es un poco mas fácil adaptarse musicalmente.

- ¿Qué papel están jugando las radios en la música electrónica? ¿Hace falta programaciones especializadas con opción de trabajar música experimental en vivo?

Como en toda la música la radio hace difusión, y eso es lo que necesitamos todos para poder vivir de lo que hacemos y un poco más.

No nos vendría mal ya, una programación que atienda constantemente las propuestas musicales de todo género y las transmita de una mejor forma al público que siempre está pendiente.

Detonador un impacto real en la superficie del cerebro- ¿Cómo te sentirías mejor interpretando tu música al aire libre o en un lugar cerrado? Describe el lugar ideal para hacer tu música…

Pues creo que cualquier lugar es bueno, en cada parte se suceden diferentes reacciones. Pienso que se debe advertir al público del género musical que va a escuchar, los que entran ya saben qué hacer. Claro que puedes conversar con tu gente también. Yo trato de causar diferentes ambientes durante una sesión, es bueno ver cuando les posee el frenesí rítmico y no pueden parar.

Para hacer la música prefiero un lugar cómodo en el estudio casi siempre y también en otras ciudades y lugares son influencias interesantes.

- ¿Cuéntanos tu experiencia en los festivales ecuatorianos (Festivalfff, San Pedro Music Camp) y cuál es tu opinión respecto a estos?

En festivalfff tocamos en split con Arcano 18 que necesitaba un poco de ritmo y el decía que yo necesitaba algo de ruido, así que fue interesante, porque fue un buen complemento. En SPMC estuvimos abriendo, haciendo warming para las bandas de todo el país que iban a tocar ese día. Fue una buena oportunidad de tocar para gente chévere y que muchas personas te escuchen.

Los festivales de los que hablamos son el resultado del trabajo de varias personas que tienen que hacerlo para que exista escena musical en nuestro medio. Es bueno saber que la mayoría de la gente ve con buenos sentidos y apuesta por el crecimiento y con porvenir.

- En el festivalfff se contó con un escenario de música experimental, ¿Crees que al Ecuador le hace falta un festival netamente de música electrónica?

Bueno ya existen festivales como el Rotofest y la Conferencia de Música Electrónica. Lo que queremos hacer nosotros es impulsar el crecimiento de una afición integral de propuestas creativas nuevas en los jóvenes y también poner en escenario proyectos interesantes, revolucionarios y con éxito.