Edición 354

La paz también se construye a través de la danza

PDFImprimirCorreo electrónico

La paz también se construye a través de la danzaLa danza es un arte que busca construir caminos y formas de expresión donde los espectadores se involucren y vivan experiencias únicas. Por ello, el trabajo del proyecto Grupo Residente es una forma de allanar caminos hacia ese objetivo colectivo, como es la paz en Colombia.

Este fue uno de los puntos abordados en la entrevista que Buque de Papel le hizo a Natalia Orozco, gerente de Danza del Instituto de Artes de Bogotá, Idartes, quien se mostró de acuerdo con un posible montaje de este grupo acerca de la paz, o de quienes desde el arte trabajan para su construcción:

- Buque de Papel: ¿El grupo Residente podría trabajar en el tema de la paz en Colombia, cuando estamos ad portas de firmar un acuerdo en este sentido?

- Natalia Orozco: sí, creo que es como lo mencionas un tema que nos compete a todos en el país. Es muy importante en este momento considerar cómo es que todos estos proyectos artísticos están allí como actores importantes dentro del proceso de paz.

Si uno entra a pensar en contenidos de las obras como El Vuelo de los Peces, las personas que fueron a verla y gente que tuvo contacto directo con conflictos muy nuestros se sienten identificadas. 

Una de las intenciones con la compañía es la de desarrollar la pregunta sobre cuál es la función de un grupo como el de Residentes con respecto a una sociedad y cómo aportamos a ese proceso de paz como un importante interlocutor.

En el curso de estos últimos meses se empezará a generar procesos de descentralización y la cultura también debe descentralizarse, salir de esos lugares donde tradicionalmente hemos estado y empezar a articularnos con otros territorios, con otros procesos y a impactar en cuanto a la formación en otros lugares de la ciudad que generalmente no tienen esas posibilidades de contar con la práctica y la vivencia del arte, en este caso de la danza.

- BP: la obra El Vuelo de los Peces es el tercer montaje del Grupo Residente, Luego de su presentación en el teatro Jorge Eliécer Gaitán la semana pasada ¿Qué viene para este colectivo?

- NO: nos encontramos en el inicio de la preparación para la cuarta producción que se estrenará en el festival de danza en la ciudad, entre el 2 y el 13 de noviembre.

- BP: hablemos del grupo Residente...

La paz también se construye a través de la danza- NO: la compañía Residente es el nombre actual del proyecto que surgió con la idea de que una compañía de Bogotá residiera cierto tiempo en el Jorge Eliécer Gaitán y tuviera la oportunidad de tener un espacio tiempo, condiciones y una vinculación laboral estable para quienes participaran en el grupo y así realizar una creación. 

Es de gran interés poder continuar con el proyecto y hacerlo emerger. Es una iniciativa que permite satisfacer muchas necesidades importantes para la danza y también para la construcción de públicos con productos que se mantengan en la ciudad, que evoluciona, que se mantienen y circulan entre el público, dándole un sentido de familiaridad.

Este año queremos tener una relación con compañías en Latinoamérica para compartir procesos similares. Es muy interesante tener ese intercambio de experiencias entre compañías de este carácter.

- BP: ¿quienes participan en el grupo Residente?, ¿de dónde vienen?

- NO: Bogotá es una ciudad de ciudades. Muchos de los bailarines actuales provienen de otras regiones y han venido aquí a residir, a estudiar, a trabajar. Los 12 bailarines actuales son profesionales. Una alta porción es egresada de la Universidad Distrital y de la Academia de Artes de Bogotá, ASAB, de su programa artes escénicas, con énfasis en arte danzario.

En el proceso de profesionalización, Bogotá tiene mucha mayor amplitud porque llegan personas que han sido formadas en otros lugares e incluso distintos a Colombia.

- BP: ¿Cómo es el proceso de formación?

- NO: la lógica de la compañía es que hay un proceso de audición al inicio del año y al coreógrafo por un período de dos años. Tenemos en claro que el proceso de la compañía requiere de formación. La danza es un oficio y ejercicio muy exigentes, que requieren permanentemente de retroalimentación y aprendizaje en sus conocimientos en sus saberes.

Contamos con maestros como la inglesa Sarah Stolen, quien entrena a los chicos en contemporáneo.

La cubana Isabel Rodríguez desarrolla el entrenamiento de ballet. La intención de la compañía es que dialogue con las distintas escrituras contemporáneas de la escena, no solo de danza, sino que trabaje de manera inquietante de otros procesos de creación que surjan desde otros géneros de la danza.

La paz también se construye a través de la danza- BP: ¿cuándo inició el grupo?

- NO: en 2014, con el propósito de generar una plataforma integral de la creación, de la circulación, de investigación y formación en danza en Bogotá. Son 12 bailarines con la coreógrafa Vivian Medina.

Estamos en la temporada de la obra creada en 2015, El Vuelo de los Peces.

Es una obra muy bella centrada en la creación y escritura poética de la pregunta por lo perecedero, por la transformación, por lo que no se mantiene y está en constante evolución.

Esta es la tercera obra del grupo Residente. El primer año estuvo el coreógrafo suizo, Charles Godoz.

Y en 2015 llegó Vivian Medina, quien creó una obra de danza infantil llamada Danny es Así.