Edición 354

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generaciones

PDFImprimirCorreo electrónico

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generacionesTe invitamos al homenaje para la Libélula. Escríbenos un correo a elbuquedepapel@gmail, cuéntanos qué te gusta del Buque y ganarás un pase para dos personas para este viernes 16 en el teatro Jorge Eliécer Gaitán.

La Fundación de Títeres y Teatro La Libélula Dorada trae durante todo septiembre una maravillosa programación dirigida a grandes y chicos para celebrar sus 40 años. Además, tendrá un homenaje especial este viernes 16 de septiembre en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá.

El nombre de Libélula fue escogido por los múltiples significados que tiene este especial animal, entre ellos, ser uno de los más antiguos de la tierra que ha sobrevivido a los cambios climáticos del planeta, por ser el único animal que vuela hacia atrás y también el de buscar la supervivencia que encuentra donde hay agua.

Y su complemento: Dorada como un homenaje a las poblaciones indígenas que consideraban el oro como un bien sagrado. De esta manera nace el nombre de Libélula Dorada en septiembre de 1976.

Buque de Papel habló en exclusiva con César Álvarez, director del Teatro y Títeres La Libélula Dorada quién nos compartió sus historias y anécdotas por las que han pasado durante estas 4 décadas que han pasado a vuelo de insecto:

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generaciones-¿Cómo surge esa idea de los hermanos César e Iván Darío Álvarez que trasciende con los títeres y hoy se convierte en un referente cultural para Bogotá y el mundo?

La Libélula Dorada inició en 1976 al interior de una de las pocas escuelas de teatro que han existido en Colombia en el Teatro Cultural del Parque Nacional. Allí con Iván Darío, mi hermano, asistimos a un taller de títeres y fue como ese amor a primera vista que nunca olvidas. Antes habíamos tomado clases de teatro y actores pero vimos a un grupo de títeres que nos encantó y maravilló. Al poco tiempo, ellos abrieron una escuela y desde allí ya hace 40 años no hemos parado, creando una gran cantidad de obras que han tenido afortunadamente mucho reconocimiento por el público; hemos tenido la oportunidad de viajar a varios países a representar a Colombia, no solo en festivales de teatro de títeres sino en festivales de teatro de actores.

-¿Recuerda alguna anécdota ese día en que nace La Libélula Dorada que quiera compartirles a los lectores del Buque de Papel?

Fue una función maravillosa. ¡Claro! esa primera vez es muy intensa, de muchos nervios al ver la respuesta del público. A esa función asistió el escritor de cuentos para niños Jairo Aníbal Niño y quien había sido titiritero toda su vida. Ese tipo de circunstancias lo ponen a uno muy nervioso. Pero, afortunadamente hubo una bonita respuesta del público, esa obra que se llamaba "Préstame Tu Sombrero" fue invitada a varias instituciones escolares y otros lugares logrando un buen número de funciones. Fue un momento muy grato que rememoraremos este mes con una programación especial por los 40 años de la Libélula Dorada.

-Además de la escena de teatro con títeres y actores ¿qué otras actividades culturales han promovido?

Luego de una lucha de 22 años logramos tener un espacio propio y ahora contamos con un teatro que está ubicado en la Carrera 19 No. 51-69 en el barrio Alfonso López de la localidad de Teusaquillo, y a partir de ello abrimos nuestro espacio a otras manifestaciones artísticas que desafortunadamente no cuentan con muchos lugares para mostrar sus productos artísticos. Por ejemplo, el blues y el jazz; hace poco pasó también el Festival de Danza Contemporánea y estamos próximos a realizar en octubre el Festival Internacional de Títeres Manuelucho que llega a su decimocuarta edición.

Por otra parte, tenemos una programación permanente dedicada a la infancia y la familia los domingos y durante el año también nos visitan muchas entidades educativas, jardines infantiles, colegios de primaria y bachillerato, que vienen en horario escolar a disfrutar de las obras de La Libélula Dorada. En este espacio realizamos aproximadamente 250 actividades anuales y ha tenido una gran importancia dentro de la agenda cultural de nuestra ciudad de Bogotá.

La historia de Manuelucho y del Blues y Jazz a la Libélula

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generaciones-¿Quién es Manuelucho?

Es un títere que creó Sergio Londoño en Manizales en 1916 y nosotros lo consideramos como el títere nacional. La idea es que con el tiempo podamos crearle un museo.

-¿Cómo nació la idea del Festival de Jazz y Blues que ha tenido artistas de la talla de Black Cat Bone, Carlos Reyes, entre otros?

Nació como un Festival solo de Blues con la intención de mostrar que surgía este género musical en Bogotá. Reunimos alrededor de 8 bandas y al año siguiente lo ampliamos al Jazz, y es así como el próximo año cumpliremos la vigésima edición. Ha ido creciendo la participación de las agrupaciones, el último año llegaron alrededor de 70 propuestas de las cuales seleccionamos alrededor de 40.

Un Festival que tenía 2 semanas ahora dura alrededor de 2 meses y medio y ha servido como punta de lanza para que muchas de las bandas tengan un reconocimiento nacional e internacional en su paso por acá como Black Cat Bone, una banda que tuvo muchísimo éxito, Carlos Reyes un gran blusero, colaborador y asesor de este festival al que quiere y estima mucho.

Y se ha convertido este festival en un referente del Blues y del Jazz en el país.

-¿Qué dificultades han tenido en sus actividades artísticas? 

Siempre es una lucha la creación de público. He creído que hacer una programación es un riesgo y más en una ciudad que tiene una oferta cultural muy amplia. Por eso, tanto el artista como la sala se ven abocados a conseguir ese público, e intentamos que todas las personas que vengan ya tengan su boleta precomprada y así garantizar la obra. Quizás el único público que viene con seguridad a La Libélula Dorada son los domingos familiares. El resto es una lucha conseguir espectadores.

A veces culpo que a la edad de la primera infancia, las mismas entidades educativas no les brindan la oportunidad a los chicos de ver espectáculos, de ver obras de calidad y que forme parte de sus hábitos culturales; que sea tan importante asistir a un teatro como lo es compartir con los amigos en una taberna o bar. Pienso que es más fructífero emplear ese tiempo libre en actividades culturales y también la falta de información para que el arte se vuelva un hábito tan importante como comer, ir al médico y que dentro de la canasta familiar el consumo de arte sea prioritario.

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generaciones-¿En estos 40 años ustedes se han sentido felices con su aporte artístico de teatro y títeres?

Sí, desde luego. Yo le agradezco a la vida haberme encontrado con el teatro de títeres porque ha sido para mí una forma de expresión, de poder decir muchas de las cosas que siento a través del teatro de muñecos y poderle llegar a muchísimo público principalmente al infantil. También, contribuir a que nuestro trabajo se convierta en un recuerdo inolvidable que queda marcado para toda la vida de los niños. Para nosotros es muy grato cuando llegan acá los chicos que ya son adultos con sus hijos porque ellos quieren repetir y trasmitirles a sus pequeños esa experiencia que tuvieron en La Libélula. Es así que en estos 40 años se reúnen hasta tres generaciones abuelos, padres, hijos o nietos.

-¿Ustedes consideran que se puede vivir del arte?

Pienso que sí, como se puede vivir de otra actividad. Indudablemente no es tan fácil, pero cuando uno quiere y ama lo que hace y tiene un buen producto artístico él mismo se va imponiendo y generando un público. No es fácil porque se encuentra con muy poco apoyo por parte del Estado y todavía el arte no tiene ese reconocimiento social tan arraigado dentro de la comunidad, permitiendo la facilidad para el artista.

-¿Cómo son los roles de usted y su hermano Iván Darío Álvarez?

Bueno, principalmente Iván Darío se ha dedicado a la parte de la escritura, crea los textos y las propuestas dramatúrgicas, se dedica a la construcción y creación de personajes; él es el dramaturgo del grupo. Y yo me dedico a la parte de la administración, gestión y programación de los eventos que realizamos acá y los festivales. Y esta unión con estos dos ingredientes ha sido fructífera a través del tiempo.

-¿Cuáles han sido los nombres de los títeres más representativos para La Libélula Dorada y qué aún están vigentes?

Bueno, hay un sapito que se llama Groucho que desde un principio ha hecho parte de nuestras obras. Este animalito estuvo en Los Hombres que Vencieron Todo Menos el Miedo, una obra que es un homenaje para él.

Hay otros como "Dedos Ligeros" que hizo parte de un programa de televisión que presentábamos en el año 1983 que se llamaba "El Rincón de la Fantasía". Allí nosotros como actores hemos desarrollado dos personajes que se llaman "Filipo El Mago" y "Matías El Titiritero", que eran protagonistas en este espacio de televisión. Y esos son los personajes que quizás han sobrevivido en todo este tiempo en la escena.

La Libélula Dorada: un vuelo de 3 generaciones-¿Ustedes dan cursos a los jóvenes o personas que están interesados en aprender este bonito Teatro de muñecos?

A comienzos de año damos unos talleres al público, pero solo lo hacemos los primeros meses porque es el único momento en donde tenemos menos trabajo. Queremos ampliar nuestros talleres porque desafortunadamente hay personas que tienen carencia manipulando títeres y esto requiere de una preparación especial y profesional porque si uno da una mala experiencia con los títeres hacia los niños seguramente va a terminar por no gustarles y es muy importante que haya espectáculos de calidad con mucho respeto para ellos.

A veces se piensa que trabajar con niños lo hace cualquiera, y no lo es, hay que saberle llegar, saberlo tratar de acuerdo a cada edad y prepararse muy bien para ello; por eso la importancia de crear una escuela de Teatro de Títeres para fortalecer más a Colombia en esta materia.

-Finalmente cuéntenos ¿cómo será el homenaje a La Libélula Dorada?

El día viernes 16 de septiembre a las 8 p.m. en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán presentaremos varios fragmentos con nuestras obras más representativas, artistas como Edson Velandia, un santandereano con mucho éxito en Bogotá, estará una gran banda de Blues y Jazz, Isidore Ducasse, que nos ha acompañado en varios eventos y haremos un evento que tiene una gran aceptación que llamamos el Expreso del Viento. En esta ocasión tendremos a seis armonicistas porque la armónica es un instrumento muy importante en la historia del Blues.

Esa noche, además de jazz, blus y títeres, estará como maestra de ceremonia la presentadora Simona Sánchez, una chica que ha tenido mucho éxito en la televisión y que su madre fue directora del Teatro del Parque Nacional y creció prácticamente allí viendo a todas las agrupaciones y obras artísticas que se presentaban, en particular a las obras de La Libélula Dorada.

Por otro lado, el día sábado 17 vamos a presentar un evento muy especial en nuestro teatro de Teusaquillo. Congregaremos a varios cantautores de los 80, amigos que nos acompañaron en los inicios de la Libélula Dorada y recordaremos canciones de esa época. Estará el uruguayo Juan Rochón, la agrupación Alma de Los Andes, Ramiro Zambrano y Javier Apraez (Los Ex Carrangueros), serán alrededor de 8 agrupaciones que nos acompañarán esa noche, la cual hemos denominado "El Reencuentro de Los Abominables Hombres y Mujeres de las Tabernas" que era allí donde la gente cantaba y se reunía porque había una serie de lugares precursores y propiciadores que abrieron la movida cultura y el arte de los años 70 y 80 en Bogotá.

Muchos de esos locales ya desaparecidos como "El Bulín", "Los Versos del Capitán", "Formas y Cronopios", "El Bilongo". Y algunos que aún existen como "Galería Café y Libro", "Quiebracanto" entre otros. Entonces rememoraremos esa época de las tabernas ese día.

El homenaje a la Libélula será este viernes 16 de septiembre a las 8 p.m. en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán (Cra. 7 No. 22-47) y el sábado 17 de septiembre en Teatro Libélula Dorada de la Cra 19 No. 51-69. Recuerden que tendremos todo el mes de septiembre obras en este homenaje y pueden averiguar sobre nuestra programación en Libeluladorada.com