Edición 385

Arte Bajo Cero

PDFImprimirCorreo electrónico

Arte Bajo Cero es la propuesta artística de Gaete y de Trujillo. Todo comenzó hace casi 11 años en Buenos Aires, donde compartimos con el chileno el invierno más duro de los últimos 83 años hasta ese año (No había nevado en todo ese tiempo). Y es así, como entre el frío y la esperanza, el sueño hecho arte se volvió realidad: nació su propuesta, así como el Buque.

Ahora, con ese camino trazado, Julio Gaete Ardiles y Sebastián Trujillo han intervenido Argentina con el proyecto y se preparan para el lanzamiento de una galería en un exgalpón industrial en la capital argentina. Será en junio, donde se mostrará un trabajo más pictórico. Los entrevistamos y esto nos contaron:

-Cuéntanos cuánto tiempo lleva de trabajo la iniciativa Arte Bajo Cero...y cuáles son sus objetivos principales...

Arte Bajo Cero nace el año 2010 en Buenos Aires, con la idea de hacer una travesía artística por la Patagonia, que para nosotros tenía un carácter heroico. Queríamos explorar ese territorio, su historia y fenómenos sociales, lo que daría como resultado un documental y algunas piezas visuales que iban a circular en diferentes plataformas.

Este fue el objetivo al inicio. Pasado un tiempo sin poder concretar esa idea, nos configuramos como colectivo y mutamos a la producción de distintas acciones en el espacio público y en el paisaje, con recursos muy simples, buscando un lenguaje en el diálogo de los elementos, explorando la posibilidad de comunicar ideas. Dentro de ese proceso de comunicación hemos desarrollado variados proyectos junto al curador argentino, V. Nicolás Koralsky, y a la vez, gestionado otros tantos, generando con ello redes de pensamiento y comunidad de acciones. Y ese es otro objetivo, lograr trabajos cooperativos con nuestros colegas y dialogar con distintas disciplinas del conocimiento. Nuestra creación nace a partir de un derecho que se tiene, o se piensa tener. Éste sería la prerrogativa de todos los individuos de desarrollar sus anhelos particulares.

En nuestro caso, la necesidad vital de comunicar a través de un lenguaje visual. Se relata y se hace ver el fundamento de la pretensión, su estructura filosófica, sociológica y artística. Un trabajo que busca la interacción con el contexto del espacio y su tiempo, que trascienda fronteras, e intente construir un disparador sobre una problemática que se plantea desde el territorio local hacia la globalidad. La verdad es que las disciplinas artísticas rectoras en nuestro proceso han sido el dibujo y la pintura, a partir de esos recursos hemos desarrollado diversos ejercicios visuales, obras, y una constante experimentación de soportes.

-¿Cómo se logra el reconocimiento a través del arte?

Desde nuestra experiencia, cuando comenzamos con el proyecto de hacer una travesía por la Patagonia el año 2010, obtuvimos más de 30 cartas de apoyo de diferentes instituciones de Argentina y Chile; UNESCO, Comisión Bicentenario del Gobierno de Chile, declarado de interés cultural por la Secretaria de Cultura de la Presidencia Argentina, entre otros, junto con invitaciones para exhibir el proyecto en diferentes espacios, museos y centros culturales de ambos países.

También invitamos a otros artistas, personalidades de la cultura y especialistas del área científica que se sumaron y creyeron en la propuesta, y ahí te das cuenta lo que mueve una idea. Solicitamos permanentemente el financiamiento a los fondos públicos, pero obtuvimos un no rotundo. Una contradicción total entre el reconocimiento simbólico y el apoyo concreto. Esto permitió darnos cuenta, del entramado e intereses ocultos que hay detrás de ese territorio, sobre todo de potencias foráneas.

Ahí comprendimos que nuestra idea no interesaba a los discursos hegemónicos, ya que por medio de sus políticas culturales reacomodan las propuestas, las dulcifican y marcan el paso de la producción artística: regulan la conducta y domestican al creador.

-¿En qué momento sintieron que su propuesta artística pegó, como decimos en Colombia?

No existe un momento único en que podamos decir listo, ahora esto es un hit. La verdad es que sentimos que la propuesta "pega" cuando hay más personas que se suman a lograrla, cuando hay más personas interesadas en desarrollar un lenguaje y cristalizar ideas. En ese momento se siente que estamos pensando bien, cuando logras convocar para un trabajo o movimiento conjunto. Arte Bajo Cero está en constante renovación y con una clara voluntad de crecimiento.

-¿Se vive del arte?

No hemos buscado nunca esa relación con el mercado, aunque íntimamente toda persona que hace obra siente y piensa que este oficio debería permitirle vivir dignamente. Sin embargo, pensamos que el considerar a priori el mercado del arte de alguna manera determinaría trágicamente el contenido y esencia del trabajo, produciéndose una interferencia en el pensamiento al incluirse la variable mercado en el proceso creativo.

Creemos que si un artista desea vivir del arte que produce puede hacerlo. Claramente en la mayoría de los casos deberá sacrificar ciertos aspectos de su obra para poder transformarla en un producto apetecible y rentable. En nuestro caso ese no ha sido el objetivo. La propuesta de obras de Arte Bajo Cero y otros proyectos colectivos que hemos realizado y emprendido en estos años, no ha tenido la comercialización de ellas entre los aspectos a considerar al momento de producirlas.

Simplemente ha surgido la necesidad de comunicar ideas de manera libre, espontánea y responsable, se ha afinado, se ha cambiado, por distintos motivos, pero ninguno de estos motivos ha sido la posibilidad de hacerla comercial.

-Tener los pies a dos aguas, en Chile y Argentina, ¿cómo favorece a la propuesta de Arte Bajo Cero? y ¿cómo se superan los escollos que seguramente esa distancia genera?

Todas las aguas llegan al mar. En el caso de Chile y Argentina comparten múltiples riquezas naturales y minerales, junto con la Antártica, la Patagonia y la Cordillera de Los Andes que provee la vida en ambos lados. Existen procesos políticos y sociales muy complejos, y una historia en común, como también, conflictos en algunos períodos.

Asimismo, comparten el año de celebración de su Bicentenario, en que la independencia de ambos países es el resultado del mutuo apoyo, por lo mismo, cobra un elevado sentido continuar trabajando por la integración de forma transversal, lo que a nuestro juicio es un pilar fundamental para crecer y construir creativamente el desarrollo y los equilibrios de convivencia entre nuestras hermanas naciones.

Esto favorece de alguna forma la visión común que puede existir en ambos países para desarrollar un contenido que comunique ideas afines, en nuestro caso el lenguaje visual. La distancia más que dificultades da otras posibilidades, en cuanto a que se generan ideas de manera independiente en los miembros de nuestro colectivo, ideas que no están socializadas y que se generan por visiones particulares. Luego esto se socializa y se va engrosando o robusteciendo la propuesta, con nuevos aportes.

Los medios nos dan hoy la enorme posibilidad de estar conectados de manera instantánea y permanente, y cuando es necesario nos trasladamos, no son distancias grandes. Posiblemente en Colombia no se sabe, pero el tránsito entre Chile y Argentina es altísimo, todos los días hay paso de un país al otro, todos los días hay intercambio cultural y mucha actividad comercial. Existen más de 20 pasos fronterizos, más de 5 mil km de frontera. Muchas familias están compuestas por chilenos y argentinos, e innumerables proyectos se siguen por habitantes de ambos países.

-Cuéntenos ¿en qué consiste el nuevo montaje que llegará en junio de este año? Ustedes montarán una obra más pictórica en un ex galpón industrial de Buenos Aires. ¿Cómo se hizo el proceso?

Claro, en junio del año en curso inauguraremos "Galería Industrial", en un exgalpón mecánico ubicado en el barrio fabril de Parque Patricios, que hoy revive para transformarse en un inédito espacio de arte. Galería Industrial lo ideamos en diciembre de 2017 junto al artista venezolano Yasser Quezada Castillo, con quien compartimos una excelente experiencia cuando lo convocamos a la muestra colectiva "Última Frontera: La Subjetividad del Territorio", que hicimos en el EAC de Uruguay el 2015.

Quezada dirige ese galpón desde el 2015, donde actualmente funciona El Taller de Arte Continuo (TAC), un espacio de reflexión y producción artística, donde dicta talleres multidisciplinarios y se conjugan diferentes lenguajes, y ahora también abrirá como sala de exhibiciones. Como mencionamos anteriormente, nuestra formación viene del oficio de la pintura, pero cuando comenzamos con Arte Bajo Cero la dejamos por un tiempo porque comenzamos a explorar nuevos formatos de obras, por lo tanto, este montaje seria para nosotros el retorno de la pintura, donde cada uno mostrara su trabajo pictórico independiente.

Proponemos un concepto de galería donde su idea y diseño sea exclusivamente gestionado por artistas. Buscamos exhibir y promover la creación visual de jóvenes artistas contemporáneos nacionales e internacionales, por medio de una cuidadosa selección de obras. Para la apertura contamos con la participación de artistas de Argentina, Chile, Ecuador, Italia, México y Venezuela. GALERIA INDUSTRIAL abre su espacio como una alternativa cultural en la ciudad de Buenos Aires.

-Envíennos un mensaje para los seguidores del Buque de Papel y cómo pueden conectarse a Arte Bajo Cero.

Amigas y amigos seguidores del Buque de Papel, todos tenemos necesidades materiales y emocionales. La realidad se explora y se interpreta desde diferentes áreas, una de esas es el arte, que es una vital expresión, que al nacer responde y es determinado por un contexto sociocultural y territorial, a la vez que lo determina, comenzando a formar parte de su epidermis, Latinoamérica tiene identidad. Los invitamos a conocer nuestra obra, nos pueden encontrar por la web y redes sociales. Abrazos fraternales de Arte Bajo Cero.

Pies de foto de la Galería:

FOTO 1

ACCION FRAGIL - 2015

Intervención Instituto Antártico Chileno INACH.

Ministerio de Relaciones Exteriores Gobierno de Chile, Punta Arenas, Chile.

En el marco de LUMEN - ANTÁRTICA: SUPERVIVENCIAS DE LO IMPOSIBLE. Encuentro Internacional de Arte Contemporáneo y Nuevos Medios.

FOTO 2

ACCION FRAGIL - 2011

Intervención Plaza San Martin, Buenos Aires, Argentina.

FOTO 3

LINEA DISCONTINUA - 2015

Intervención campos de Ritoque, Región de Valparaíso, Chile. Obra exhibida en la Muestra "Última Frontera: La Subjetividad del Territorio". Art Gallery Holy Cross. Worcester, Massachusetts, EE.UU.

FOTO 4

LINEA DISCONTINUA - 2015

Intervención Estrecho de Magallanes, Punta Arenas, Chile. En el marco de LUMEN - ANTÁRTICA: SUPERVIVENCIAS DE LO IMPOSIBLE. Encuentro Internacional de Arte Contemporáneo y Nuevos Medios.

FOTO 5

ACCION FRAGIL - 2015

Intervención Desierto de Atacama, Región de Antofagasta, Chile.

FOTO 6

ACCION FRAGIL- 2015

Intervención Planetario Galileo Galilei, Buenos Aires, Argentina. En el marco de la muestra Fargas Planetario.

artebajocero@gmail.com

www.artebajocero.blogspot.com

Buenos Aires, Argentina/Valparaíso, Chile.