Edición 355

Un adicto a la creatividad es Diego Lara

PDFImprimirCorreo electrónico

Un adicto a la creatividad es Diego LaraLa versatilidad del talento y la gama de su participación artística hacen que Diego Lara sea una de las personas más lúcidas que la naturaleza ha evolucionado. Esto se puede apreciar solamente con hacer un click e ingresar a su monstruo interior conectándose con: www.diegolara.net y a neuropuerto.blogspot.com.

Intentar adentrarse en todos sus proyectos es bastante extenso por lo que habrá que mencionar de manera light su toque literario y poético, además su carrera de diseñador gráfico le ha permitido colaborar en la realización de la imagen grafica tanto de festivales, cedés de bandas y otras series de animaciones relacionadas de forma directa con el desarrollo cultural del país.  

Su creatividad se refleja en sus trabajos y hay que valorar la forma como aprovecha los recursos y los interviene con el cotidiano de la ciudad, jugando  con la mente, lo urbano y lo artístico. Toda esta mezcla parece irreal pero es posible cuando se conjugan de forma correcta ubicando los engranajes para que per se, fluyan y den el resultado contemplativo de lo atrayente, maniático y galáctico. 

Compartimos con Diego algunas cuestiones:

Un adicto a la creatividad es Diego Lara-¿Desde cuándo tu inclinación por lo creativo tanto en la literatura y en el diseño grafico?

Los libros y la gráfica siempre fueron una constante en mi casa. Mi papá coleccionaba libros y revistas de todo, y yo leía, recortaba, dibujaba sobre toda esa biblioteca. Como a los catorce empecé a interesarme más en la literatura, y poco a poco a imitarla. La gráfica y el dibujo acompañaron casi siempre a los textos y a los textos los colores. Nunca he hecho, en realidad, una división entre alguna: palabras, imágenes o cualquier otro tipo de acción creativa, aunque cada disciplina tiene un camino, siempre va en la misma dirección.

-¿Cuántos libros y poemas has escrito?

En el 2000 se editó, bajo el sello Eskeletra, un trabajo en verso. Existe un trabajo textual posterior a ese libro pero es inédito. Todo lo anterior a esa publicación se ha perdido.

-¿De qué trata tu libro y cuál es el nombre del mismo?

Se llama “Eva medusa”. Es una especie de libro de viaje acerca del uso y el desuso del afecto en una relación, de cómo nos mueven profundamente hasta el tálamo, las batallas mentales del sentir.

-¿Al momento de escribir poesía optas por verso o prosa?

Aunque siempre he tenido afección por la síntesis, me gusta lo intrincado que puede ponerse todo cuando no tienes límites de puntuación, por ejemplo. Pero si puedes hacerlo interesante con pocos versos, mejor.

Un adicto a la creatividad es Diego Lara-¿Cuál es el objetivo de hacer poesía en un formato que comúnmente sirve para promocionar eventos populares?

La idea del proyecto Juerga Popular es, literalmente, separar las palabras del libro. Se los manda a serigrafiar en el mismo formato y con la misma gente que confecciona los carteles que anuncian conciertos de tecnocumbia o eventos populares. El poema fuera del agua que se mantiene vivo en las paredes, encontrándose con el caminante.

-¿De qué forma crees que la gente acogió tu idea, se cumplió con el objetivo que perseguías en intentar forzar la lectura al transeúnte?

Pues sí, hay gente que los mira y se pasa de largo, pero hay quien se engancha con una mirada y se queda para terminar de leerlo, observar a esa persona y explorar su corto momento de incertidumbre; eso es impagable.

-Comparte con nosotros el extracto de la juerga popular

“Vinieron taladrados de perla infinita/ancianos mercenarios provenientes de Calcuta/vaciados eternamente de fluidos/y con una sola orden: /morder/pero no supieron esperar la coagulación/de las salivas negras/y se volvieron salamandras/untadas en el óxido del esmeril”.

-Dentro del portafolio de tus trabajos como diseñador, ¿en cuáles hay una vinculación con la cultura y más específicamente con la música y de qué forma se conectan con tus trabajos?

La música ha estado siempre. Las colaboraciones con el mundillo musical son siempre algo para relamerse un poco más. Desde textos poéticos insertados en medio de canciones y discos hasta artes de portada un poco desviados, pasando por el inevitable afiche o flyer para algún festival o toque. El Festivlafff, Mamá Vudú, Can Can… gráfica y poesía en estéreo.

Un adicto a la creatividad es Diego Lara-¿Qué es Neuropuerto?

Es un aeropuerto neuronal interdimensional.

-¿Qué son los Zoofreaks?

Casi extintas criaturas, mitad animales, mitad máquinas, con tendencia a la hibridación de especies.

-¿Prefieres un fanzine o una revista y cuál es el motivo?

Son dos medios diferentes. Lo mejor del fanzine es el grado de experimentación que te puede proporcionar al salirte del esquema del computador y volver al corta y pega, sin olvidar, claro, el jugoso lado artie. La revista siempre será el mejor testigo de su época. A esa magnitud hay que sumarle los detalles textuales y gráficos que vuelven a algunas revistas en objetos de deseo irremplazables.

-¿Cómo se ha desarrollado el proyecto de la fanzinoteka en el país y que acogida tiene?

La Fanzinoteka 2009, primer encuentro de fanzines y publicaciones alternativas del Ecuador. Se presentó ya, y estará exhibiéndose en varias ciudades. La muestra viajó Nueva York y ya veremos a dónde nos lleva. Superó las expectativas y nos dio un indicador de que hay una movida emergente, que ya se estaba tardando bastante en este país, de gente que está en la gráfica, el arte urbano, la música con excelentes ideas y que creo hará ebullición pronto.

-¿Cuál es el monstruo que Diego Lara lleva dentro?

Un adicto.

-¿Debemos exteriorizar los monstruos o nuestros miedos?

Puede ser saludable. Aunque no lo recomiende para todos.

-¿Cómo describirías el momento de la gestión cultural que está viviendo nuestro país en este momento?

Se ve bastante movimiento cultural estos días. Esperemos que se triplique.