Edición 386

Bibliometro expande fronteras

PDFImprimirCorreo electrónico

Una vez más, las ideas triunfan y se concretan en llevar la cultura a los ciudadanos que se convirtieron en fanáticos del sistema, pero también a quienes desconocen la existencia del programa con 22 años de trabajo ininterrumpido.

Bibliometro es la iniciativa con la cual se prestan libros sin costo alguno, a los ciudadanos que se inscriben y que tienen a su disposición y en red, a los 24 puntos de atención del programa ubicados en las estaciones del metro. Durante su vigencia, el sistema ha prestado 1 millón de libros y cuenta con 50 mil inscritos y usuarios permanentes. Además, el porcentaje de rebote, en este caso, del número de libros que se pierden es menor al 5%.

Buque de Papel habló con Ángela Salazar Durán, coordinadora del programa, que integra la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile (Dibam) y a quien los ojos no le dejan de brillar un solo instante cuando narra el origen del programa, sus ventajas, sus objetivos, sus temores –como la pérdida de los libros- y sonríe al momento de compartir las ideas que han permitido superar las dificultades en los años de servicio.

Los kioscos no tienen nada que envidiarle a una librería con todas las de la ley, en cuanto a infraestructura moderna y atención. Además, en las estaciones de Cerrillos, Lo Valledor, Inés de Suárez y Ñuñoa, la tecnología va a tono con la línea 6 del metro de Santiago: bibliodispensadores,donde los usuarios introducen su número de cédula y pueden retirarlos como cuando se compra una gaseosa o un paquete de papas fritas.

"El diseño y la iniciativa fue desarrollada por nuestro equipo que está integrado por 61 personas. Una innovación para seguir con el objetivo de llevarles los libros a las personas. Un ascensor evita que el libro se golpee", afirmó Ángela.

El programa nunca se ha quedado quieto y por tanto cuenta que se aplica la máxima de Mahoma, de si la montaña no viene, pues se va hacia la montaña... Es así que nació BiblioHospital, en el Putaendo, que es siquiátrico, y en el San José, donde cuentan con apoyo y en red con los grupos de voluntarias y la fundación Aliviarte. "Incluso, hasta las gafas prestamos, gracias a la iniciativa del director del hospital; hay que darle el crédito, porque los adultos mayores manifestaban que no leían por la falta de los mismos. Es una forma de apoyar su convalecencia y recuperación", confirmó.

Ahora, el programa se descentraliza y en enero inauguran tres puntos de atención en igual número de estaciones del metro de Valparaíso, la ciudad puerto chilena.

Ángela Salazar Durán, quien lleva 17 años en el programa y 10 como coordinadora, recordó que la iniciativa fue pionera en el mundo para llevar los libros sin costo a los ciudadanos y su ejemplo se replicó en Madrid, Lima, Ciudad de Panamá y Bogotá, con el programa Libro al Viento, del sistema Transmilenio.


Escucha aquí lo que piensa Bibliometro de Libro Al Viento


Qué piensa Ángela de leer


Escuche aquí la entrevista completa con Ángela Salazar Durán, de Bibliometro

Reglas básicas


1. Para usar el servicio, los y las usuarias deben presentar su documento de identificación vigente (cédula de identidad, Pasaporte, o pase escolar en caso de menores de 12 años).

2. Con la inscripción se podrá acceder a los servicios de préstamos/devoluciones de libros, revistas, audiolibros y tabletas (disponible en estaciones del metro, Pajaritos, Los Héroes, Ciudad del Niño, Baquedano y Tobalaba).

3. La duración de los préstamos será por 14 días  y se puede extender por una sola vez más, por otros 14 días.

4. Las devoluciones se pueden haceren cualquier módulo de Biblometro o en los buzones disponiblescuando los puntos de préstamo se encuentren cerrados.

5. La renovación de los préstamos puede realizarse en cualquiera de los locales de Bibliometro.

6. El atraso en la devolución será sancionado con 100 pesos por cada día hábil.

7. En caso de extravío o robo de un libro se deberá reponer el mismo título en edición original.