Edición 363

Habrá circuito de Rock al Parque en América Latina

PDFImprimirCorreo electrónico

María Claudia Parias, Directora de la Filarmónica de Bogotá

María Claudia Parias, Directora de la Filarmónica de Bogotá

La funcionaria indicó que para los 15 años del festival en 2009 estará montado este circuito a puro rock and roll. Ya se adelantan conversaciones con Quilmes, en Argentina, Quito Fest, Poliedro venezolano y el mítico Rock en Río.

El escenario fue el reciclado teatro de cine Metropol, en el centro de Bogotá, y que sigue conservando todo, menos las sillas. Ahora, el terraplén ascendente para las butacas cinéfilas se cambió de dirección y su piso en cemento recibe a los roqueros, en especial a los músicos que participarán en la versión 14 del festival Rock al Parque, periodistas y uno que otro universitario curioso que lee, aunque sea su correo electrónico, y se enteró del asunto.

En medio de la baja luz, y con la proyección en dos pantallas de los videos promocionales del festival, contactamos a la directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que por causa de la reforma administrativa que se aplica en el distrito hace dos años, tiene manejo en los eventos musicales que se despliegan en la ciudad.

María Claudia Parias repite su nombre para superar el volumen de la música y de los videos, pero además se acerca, para que la entrevista pueda hacerse con algo de intimidad en medio de los muchachos que quieren adrenalina y rock.

Grupo F-MAC, lanzamiento Rock al Parque

Grupo F-MAC, lanzamiento Rock al Parque

Y entre respuesta y respuesta nos suelta la bomba: Rock al Parque se va a internacionalizar, y desde ya, se adelantan contactos para crear un gran circuito roquero entre los festivales de punta del género en América Latina, como Quilmes, en Buenos Aires, el mítico Rock en Río, y los ascendentes Quito Fest y Poliedro en Caracas.

Rock al Parque es más grande y aglutina más gente que Rock en Río y eso nadie lo sabe, afirma. Pero da más satisfacción cuando uno piensa en el famoso festival en Río de Janeiro y las bandas que han pasado por allá, como Queen, o Iron Maiden (que por fin vino) y en el valor agregado del certamen bogotano: que es como nos gusta, gratis.

La idea es simple: los mejores grupos colombianos van de aquí para allá y los de allá vienen. Así se tienden lazos verdaderos, culturales y musicales, no de discursos, entre los países. Algo que los políticos no han logrado nunca.

-¿Cuál es el compromiso de la Filarmónica con Rock al Parque?

El compromiso está en diseñar un evento con una programación de excelencia, con invitados internacionales de las más altas calidades, del gusto de los roqueros bogotanos, y con el apoyo a las bandas locales que trabajan el género rock. Este es un evento de ciudad que nos permite seguir generando convivencia entre los mismos jóvenes y permite la práctica de un derecho, como es el de la expresión cultural a través del rock.

-Ahora se estrena lema...

Sí, “Vida, máximo respeto” es el nuevo lema, y por algunos años más se mantendrá. La idea es generar conciencia entre los jóvenes de Bogotá, para que comprueben que este es un espacio donde pueden vivir los jóvenes de la ciudad con sus diferentes expresiones.

-¿Se ha pensado en sacarlo de Bogotá, practicar alguna itinerancia?

No hemos pensado en llevar a Rock al Parque a otras ciudades colombianas. Este es un ejercicio de la ciudad, y organizado por la Alcaldía Mayor, la Secretaría de Cultura y la Orquesta Filarmónica. No obstante, ya firmamos un convenio con el Festival de Rock Altavoz de Medellín.

María Claudia Parias, Directora de la Filarmónica de Bogotá

María Claudia Parias, Directora de la Filarmónica de Bogotá

-¿Y allende fronteras?

Sí, se va a internacionalizar. Estamos generando una política para generar vínculos con los otros festivales de rock de las demás capitales de América Latina, para organizar circuitos entre nosotros y trabajar conjuntamente.

-¿Como Quilmes Rock, de Buenos Aires?

Por ejemplo, con Quilmes Rock, en Argentina, Rock en Río, en Brasil, el Festival de Rock de Caracas y de Quito.

-¿Cuándo será una realidad?

Ya empezamos a trabajar. Asistimos a tres mercados culturales internacionales en estos últimos dos meses y empezamos a firmar acuerdos. A través de esta metodología de protocolos y acuerdos y mercados culturales vamos a lograr establecer los circuitos de rock que pensamos. Esa es la apuesta para los 15 años del festival en 2009.

-¿Qué es lo que más admiran de Rock al Parque en el exterior y en el interior?

La capacidad de convocatoria: un promedio de 200 mil jóvenes por cada día de Rock al Parque. Y además la continuidad en el mismo. Para ello hay que resaltar que se generan alianzas estratégicas con otras empresas del Distrito, como las secretarías de Gobierno y de Educación, que trabajan con jóvenes. Además, la vinculación de la empresa privada que aporta y cree en un modelo político de ciudad.

-¿Habrá Rock al Parque para muchos años más?

Con toda seguridad. Rock al Parque es patrimonio de la ciudad, y hay un sentido de apropiación social de los jóvenes en cuanto al evento. Ellos son los dueños del festival y nunca van a dejarlo morir, nosotros sólo gerenciamos.